yogur

Las necesidades nutricionales de una persona que practica habitualmente deporte no son las mismas que las de otra que no se pone nunca unas zapatillas deportivas. De hecho, para el deportista los requerimientos energéticos y nutricionales son mayores, por lo que los expertos consultados por CuídatePlus insisten en la importancia de tener una ingesta calórica suficiente y seguir una dieta equilibrada en nutrientes y líquidos para mantener la buena salud del deportista.

Además, la alimentación que sigue es crucial para “optimizar el rendimiento y alcanzar los objetivos deseados”, tal y como señala Eva María Bautista, nutricionista de Blua de Sanitas, quien detalla que los deportistas deben asegurarse los siguientes nutrientes:

  • Hidratos de carbono: son la principal fuente de energía a la hora de la realización del ejercicio físico y por ello es importante tener las reservas adecuadas (en forma de glucógeno) cuando iniciamos el deporte y durante toda la actividad.

“El rendimiento depende en gran medida de los alimentos consumidos en los días y semanas previos a la competición, es decir, si una persona consume regularmente alimentos ricos en carbohidratos, el organismo se encontrará en buen estado y probablemente cuente con reservas de glucógeno suficientes para realizar cualquier actividad”, añade Bautista.

  • Proteínas: son esenciales en el normal desarrollo de los músculos.
  • Grasas: nos aportan energía cuando disminuyen o se agotan las reservas de hidratos de carbono.

Por otro lado, Marta Gámez, directora técnica del Grupo NC Salud, recuerda que la dieta del deportista debe ser rica en antioxidantes para poder hacer frente al estrés oxidativo que genera la actividad física.

¿Cómo puede ayudar comer yogur al deportista?

Gaméz señala que los yogures son una fuente de aminoácidos esencialespotasio, fósforo, calcio y magnesio (minerales imprescindibles para la salud osteo-muscular). “Cabe destacar el contenido en bacterias probióticas que pueden tener beneficios para la flora intestinal siempre y cuando el yogur se mantenga en condiciones apropiadas de almacenamiento y no se rompa la cadena de frío”, añade.

Si profundizamos un poco más, Patricia Escribano, nutricionista de Blua de Sanitas, especifica que los yogures son un alimento por lo general muy fácil de digerir además, ayudan a mejorar la digestibilidad de su lactosa, potenciar nuestro sistema inmunitario y equilibrar la flora bacteriana. Sin olvidar que es un alimento rico en calcio de fácil absorción.

En la edad adulta se requiere entre 800-1000 mg de calcio al día. En el deportista esta demanda es mayor, tanto por el aumento de masa ósea, como por las pérdidas extras por el sudor o una posible acidosis metabólica”, explica Escribano. “Debido al mayor riesgo de infecciones por la disminución de anticuerpos en la realización de ejercicio intenso, es aconsejable el aporte de yogures o leches fermentadas en los deportistas profesionales”.

Ambas destacan que estos efectos se mantienen tanto si el deportista es amateur, como si estamos hablando de deportistas de élite: en los dos casos el consumo de yogures ayuda a mantener el equilibrio de la flora bacteriana.

Además las tres especialistas confirman y justifican algunas creencias populares sobre comer yogur y cómo se relaciona con el deporte:

El consumo de yogures potencia el sistema neuromuscular

Escribano indica que las vitaminas del grupo B colaboran manteniendo un correcto funcionamiento del sistema neuromuscular y en la reparación de músculos lesionados.

A esto, Gámez especifica que el magnesio presente en un yogur cubre un 5 por ciento de nuestras necesidades. “El magnesio es esencial para el buen funcionamiento del sistema nervioso y para reducir el cansancio y la fatiga. El calcio igualmente es esencial para la salud muscular y ósea”. Sin embargo, recuerda que el yogur contribuye siempre que sea dentro de una dieta completa, equilibrada y adaptada.

Previene los calambres musculares

Junto con una correcta hidratación, el yogur también puede ayudar a evitar los calambres. Esto se debe, tal y como afirma Bautista, a su contenido en calcio, mineral involucrado en la contracción muscular. “Además, el calcio ayuda a que el magnesio, el encargado de relajar la musculatura, se absorba”, apostilla.

Fortalece músculos y huesos

“El yogur es una fuente importante de calcio, fósforo y magnesio, los cuales colaboran en el mantenimiento de la densidad ósea, así como de todo el sistema músculo-esquelético. Este beneficio se obtiene cuando se combina una alimentación adecuada, pero sobre todo, cuando se realiza junto con actividad física de manera habitual”, aclara Bautista.

Facilita que la recuperación sea más rápida

En este sentido Escribano indica que al tratarse de un alimento rico en proteínas, colabora en la reparación de tejidos y en la formación de músculo, favoreciéndose de esta manera la llegada de aminoácidos al tejido muscular.

Ayuda a mantener la línea

Por último, Bautista añade que el alto contenido en proteínas ayuda a calmar el apetito, aportando saciedad a nuestro organismo. Lo ideal, cuando se quiere cuidar la línea, es optar por las variedades naturales, no azucaradas.

¿Cómo puede ayudar el yogur a personas con problemas para digerir la lactosa?

En la actualidad algunas personas deciden dejar de consumir productos con lactosa porque notan molestias. Sin embargo, los expertos insisten en que es importante realizarse las pruebas médicas oportunas para confirmar un diagnóstico antes de excluir la lactosa de nuestro plan de alimentación, ya que al hacerlo podemos contribuir a que verdaderamente tengamos problemas para digerirla.

Una buena noticia para aquellas personas que tienen problemas para digerir la lactosa es que digieren mejor el yogur, tal y como explica Gámez, “el proceso de elaboración del yogur (esto es, la fermentación láctica) consiste en la transformación de la lactosa presente en la leche en ácido láctico. Por lo tanto, el contenido en lactosa de los yogures es mucho menor que en la leche”.ca habitualmente deporte no son las mismas que las de otra que no se pone nunca unas zapatillas deportivas. De hecho, para el deportista los requerimientos energéticos y nutricionales son mayores, por lo que los expertos consultados por CuídatePlus insisten en la importancia de tener una ingesta calórica suficiente y seguir una dieta equilibrada en nutrientes y líquidos para mantener la buena salud del deportista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here