China

En al menos dos provincias de China, desde el año pasado, a quien quiera divorciarse se le solicita que pase por un examen —por ahora, voluntario— que incluye preguntas sobre información general del matrimonio en cuestión, otras que requieren respuestas breves y otras que se ubican en el nivel del pequeño ensayo.

La puntuación de las 15 preguntas correctamente respondidas da 100, pero nadie quiere aprobar ese examen: a quienes obtengan más de 60 puntos se les puede negar el divorcio pues se considera que hay margen para mejorar la relación. Se conoce al menos un caso, de una pareja de Yibin, que pasó por el proceso —la mujer obtuvo 80 puntos y el esposo, 86— y se rechazó su demanda conjunta de separación.

“Casi dos millones de parejas chinas se divorciaron en la primera mitad de 2017, un aumento del 11% desde el año anterior, según la agencia informativa estatal”, explicó The New York Times“Más del 70% de los divorcios que se iniciaron en China el año pasado fueron solicitados por mujeres”, agregó, con información del periódico The South China Morning Post. En la mayoría de los pedidos la razón era la incompatibilidad; un 15% citaba la violencia doméstica.

Según Business Insider, el aumento de la tasa de divorcio “se atribuye a la mayor sensación de poder de las mujeres trabajadoras y al ascenso de las redes sociales y las aplicaciones de citas, que los ciudadanos dicen que facilitan los affairs“.

La publicación reprodujo un examen que se filtró en Twitter:

Las primeras 10 preguntas ameritan cuatro puntos cada una, y formulan cuestiones como: “¿Cuándo es el aniversario de su boda?”, “¿Cuál es el plato favorito de su cónyuge?”, “¿Cuántas veces se fueron de vacaciones juntos?” y “¿Cuándo son los cumpleaños de su suegro y su suegra?”.

La segunda sección, con cuatro preguntas a razón de 10 puntos cada una, pide respuestas un poco más elaboradas: “¿Cuál es la diferencia mayor, o el punto de conflicto actual, entre los miembros de la pareja?”, “¿Qué responsabilidades familiares ha cumplido usted, y qué cree que no ha hecho bien?”. La última parte es un ensayo, que otorga 20 puntos, en el cual la persona debe elaborar sus ideas sobre el matrimonio y la familia, los motivos por los que se quiere divorciar y sus planes para el futuro.

El periódico de la ciudad de Nueva York registró que una gran cantidad de usuarios de Weibo, la popular red de microblogging china, se mostraron escandalizados con la medida. “¿Así que si uno recuerda su aniversario de casamiento no se puede divorciar? El divorcio no es una cuestión de amnesia”, escribió uno. “Se trata de adultos, tienen el derecho a divorciarse”, planteó otro. “¿No es esto una interferencia en los asuntos domésticos?”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here