Facebook investiga cómo abrir los ojos

Facebook investiga cómo abrir los ojos en las fotos; durante las pruebas, los usuarios preguntados llegaron a confundir como reales las imágenes trucadas

Existe un gran número de maneras de manipular imágenes para que salgas mejor. Pero siempre hay alguien que sale con los ojos cerrados, y eso no tenía fácil solución, hasta ahora, ya que una investigación de Facebook ha conseguido reemplazar los ojos cerrados por unos abiertos de forma convincente.

Éste no es el único ejemplo de “in-painting” inteligente, que es como se ha llamado a esta técnica, que llena el espacio con lo que cree que va allí. Adobe ya ha hecho un buen uso de ella con su “relleno sensible al contexto”, lo que permite reemplazar objetos no deseados, como una rama o una nube.

Pero, en ocasiones, aquello que se quiere modificar está fuera del alcance de las tecnologías. Un ejemplo son los ojos: su naturaleza detallada y altamente variable hace que sea particularmente difícil cambiarlos o crearlos de manera realista para un sistema.

Facebook, que probablemente es la red social con más fotografías de gente parpadeando, ha decido analizar este problema. Lo hace a partir de un un sistema de aprendizaje automático, llamado Generative Adversarial Network (GAN), que intenta engañarse a sí mismo para pensar que sus creaciones son reales. Una parte de este sistema aprende a reconocer, por ejemplo, rostros, y otra parte del sistema crea imágenes que aumentan en realismo.

El GAN no solo aprende qué ojos deben ir con la persona, sino qué forma y color deben tener

En este caso, la red está entrenada para reconocer y reproducir ojos abiertos que sean, a su vez, convincentes. Y aunque esta nueva herramienta ya podría funcionar, los métodos existentes aun dejan mucho que desear. Lo que hicieron los investigadores de Facebook fue incluir datos “ejemplares” que mostrasen a la persona en cuestión con los ojos abiertos. A partir de allí, el GAN no solo aprende qué ojos deben ir con la persona, sino qué forma y color deben tener.

Los resultados son bastante realistas. Hay coincidencia de color y forma. De hecho, durante las pruebas, la gente confundió las fotos falsas con las reales. Más de la mitad de personas consultadas afirmaron no poder decir con seguridad cuál era la versión falsa.

El sistema, sin embargo, todavía falla en algunas ocasiones, creando objetos extraños si el ojo está parcialmente tapado por un mechón de pelo. Errores que, por otra parte, se pueden solucionar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here