Grillos

La familia Siikonen, en Finlandia, es un ejemplo de la nueva tendencia en la producción de insectos (grillos), para alimentación humana

La granja de la familia Siikonen, en Tammela (Finlandia), dejó de engordar cerdos en 2014. La tradición familiar de más de cuatro siglos se vio alterada por la escasa rentabilidad de la ganadería porcina y Kirsi y Jouko decidieron reorientar su profesión.

Empezaron de forma discreta y experimental pero ahora ya son todo un ejemplo de las posibilidades de una nueva ganadería, si es que se puede utilizar esta denominación para la cría de insectos.

Los establos de la familia Siikonen estaban habitados por una media de 1.200 cerdos, ahora millones de grillos ocupan su lugar.

El cambio no fue fácil pero la información disponible y la existencia de organizaciones especializadas convenció a esta familia finlandesa de que podían apostar por un tipo de producción que, según indica incluso la FAO, está llamada a complementar la alimentación mundial en un futuro muy próximo.

grillos

La existencia en Finlandia de asociaciones y otras granjas especializadas en la producción de insectos para alimentación ayudó a tomar la decisión de cambio.

Los grillos pesan realmente poco pero, en condiciones favorables y totalmente seguras, pueden reproducirse y crecer con facilidad. El objetivo de la granja Siikonen es producir este año 1.500 kilogramos de proteína comestible producido a partir de grillos.

La comercialización de la producción de la familia Siikonen está prácticamente asegurada. En Finlandia existen diversas empresas especializadas en la fabricación no solo de piensos y harinas para animales de granja con base de insectos sino también de productos para la alimentación humana (diversos tipos de pasta y pan, por ejemplo).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here