Mundial Rusia 2018

Dinamarca VS. Francia Resumen

Dinamarca VS. Francia; Francia es primera y espera rival que puede ser Messi.

Previa del encuentro Dinamarca VS. Francia

Los daneses necesitan como mínimo un punto para acompañar a los Bleus en los octavos de final del Mundial. Incluso con una derrota podrían pasar a la siguiente ronda, siempre y cuando Australia no gane a la ya eliminada Perú e incrementen su diferencia de goles para superarla.

Francia, por su parte, afronta el último enfrentamiento de la fase de grupos sin presión y con el billete de octavos ya en el bolsillo.

Por este motivo es muy probable que Deschamps introduzca cambios en el once titular.

La lucha de Francia por el primer puesto y el último intento de Dinamarca para pasar a la siguiente ronda son los ingredientes de un partido que podría parecer descafeinado pero que hay más en juego de lo que parece.

En caso de quedar primera del grupo C, Francia disputaría la eliminatoria de octavos contra el segundo del grupo D; uno de los más igualados y que a falta de la disputa de la última jornada todavía está por decidir quien acompañará a Croacia en octavos.

Argentina podría ser su rival, aunque Nigeria e Islandia también tienen opciones de clasificarse.

Dinamarca VS. Francia resumen y resultado

Que se lo cuenten a España, primera de grupo con apenas un triunfo por la mínima mientras México cuenta sus partidos por victorias y aún no sabe si seguirá en el campeonato. El fútbol moderno ha firmado su última pirueta consiguiendo que ganar esté sobrevalorado, cuestión que tuvieron muy pero que muy en cuenta Francia y Dinamarca.

Porque con el botín anterior daba para que el empate asegurara el primer puesto a un equipo que todavía podía ser segundo, el de Deschamps, y el segundo a un equipo que todavía podía caer, el de Hareide, así que dos no pelearon porque ninguno quiso.

Ya puestos al menos pudieron dejar unas tablas con goles, por aquello de no ser el primer 0-0 del Mundial, por aquello de que el personal había pagado sus entradas para contemplar cierto espectáculo, pero ni para eso fueron generosos, atendiendo quizás a que diana que no se consigue ahora puede conseguirse luego.

Francia había revolucionado su once en toda una declaración de intenciones, más por uno de los que salía, Mbappé, que por los que entraban. Dinamarca pareció dispuesta a sacar provecho en el arranque, más que nada por el ímpetu que le puso Braithwaite, pero enseguida se comprobó que todo aquello eran fuegos de artificio. El partido resultaba cansino y, por no ofrecer, ni siquiera ofrecía el habitual catálogo de recuperaciones que firma Kanté.

Quede constancia, en lo que al primer acto respecta, de que Dembéle probó suerte desde lejos, Eriksen reclamó un penalti que no lo pareció, Giroud no supo qué hacer con una dejada de Griezmann y al propio Antoine le recetó jarabe de palo Jorgensen cuando diseñaba una contra por el qué dirán.

Quede constancia también, en lo que al segundo acto respecta, que Eriksen probó de vez en cuando y que no pareció que a Fekir le hubieran explicado lo del ‘biscotto’, porque cuando apareció en escena lo hizo con ciertas ganas, las suficientes para un par de zapatazos con mala intención pero sin premio.

Para entonces Luzhniki silbaba, consciente la grada de que incluso el otro resultado del grupo conspiraba contra una racanería que ni siquiera resultaba ya necesaria, pero que se había convertido en inercia. Empatando ganaban los dos. El que perdía era el fútbol.

Marcador

Dinamarca 0 – Francia 0

Comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top