Mundo

Coca-Cola lanzó la primera bebida alcohólica de su historia

Coca-Cola

La fórmula, se dice, es tan secreta como la de la Coca-Cola original. Se llama Lemon-Do y salió al mercado, en Japón, esta semana, en tres variedades según su concentración de alcohol. Se trata de la primera bebida alcohólica que Coca-Cola lanzó en su historia de 132 años.

El producto apunta al mercado de jóvenes —en especial mujeres— que beben los populares tragos Chu-Hi, una mezcla local de bebidas espirituosas con una variedad de sodas con sabores frutales, según BBC. La empresa lanzó un comercial en televisión en el que se ve al famoso actor Hiroshi Abe, en el papel de un barman, que cuidadosamente prepara un trago con sabor a limón para una clienta en su bar.

“Coca-Cola, un gran competidor entre las bebidas sin alcohol en Japón, ingresa a esta pelea con una versión con sabor a limón de Chu-Hi, llamada Lemon-Do. Está disponible con 3%, 5% y 7% de alcohol, incluidas una versión con sal y limón y otra con miel y limón”, detalló The Wall Street Journal (WSJ) que estuvo en un evento previo al lanzamiento donde se probó el producto.

Aunque poseyó una bodega entre 1977 y 1983, Coca-Cola jamás vendió una bebida alcohólica desde que comenzó en 1886. “Hemos comenzado a experimentar porque, al fin de cuentas, tratamos de seguir a los consumidores“, dijo el director ejecutivo de la empresa, James Quincey, en una reunión con los accionistas a finales de abril. “En el caso de Japón, se trata de un segmento bien desarrollado de bajo contenido alcohólico”.

Por el momento, el lanzamiento se mantendrá en algunas ciudades de Japón. “La empresa no ha hecho planes para lanzar el producto en todo el país, mucho menos para ofrecer alcohol en el resto del mundo. En realidad, el mercado japonés es uno de los más experimentales para Coca-Cola”, explicó Fortune. “En promedio, la empresa prueba unos 100 productos por año en las estanterías de esa nación, muy pocos de los cuales salen de sus fronteras”.

En términos de precios, Lemon-Do compite con otras bebidas en lata similares y también con la cerveza, que suele ser un poco más cara. Y en términos de sabor —según habló WSJ con una de las personas que probó la bebida en el evento promocional—, es familiar al paladar. “Si me lo sirvieran en un bar, lo bebería”, dijo Nae Osawa, una joven de 25 años que trabaja en una empresa de cosméticos. “Es agradable de beber”.

Comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top